Si bien la dieta KETO VEGAN puede beneficiar tu salud, tiene algunos inconvenientes potenciales al iniciarse.

 

Las dietas veganas tienden a ser bajas en nutrientes importantes, especialmente si no se planifican cuidadosamente.

 

La vitamina B12, la vitamina D, la vitamina K2, el zinc, las grasas omega-3, el hierro y el calcio son ejemplos de nutrientes de los que carecen dietas veganas MAL PLANIFICADAS.

 

Debido a que la dieta vegana ceto es más restrictiva que las dietas veganas normales, es fundamental que quienes la siguen complementen con vitaminas y minerales de alta calidad y planifiquen sus comidas para garantizar una dieta nutricionalmente adecuada.

 

Comer alimentos enriquecidos, enfocarse en alimentos integrales y mejorar la disponibilidad de nutrientes, por ejemplo a través de la fermentación y la germinación, es importante para las personas que siguen una dieta keto vegan.

Sin embargo, puede ser difícil para las personas que hacen dieta KETO VEGAN satisfacer sus necesidades de micronutrientes solo con alimentos.

 

Complementar con ciertas vitaminas y minerales que comúnmente carecen en las dietas veganas es una forma inteligente de prevenir posibles deficiencias y garantizar que se cumplan sus necesidades diarias.

 

La transición a una dieta cetogénica puede ser difícil si no se hace con acompañamiento.

 

A menudo conocida como la gripe keto, el período de transición de una dieta alta en carbohidratos a una dieta ceto puede ser un desafío para tu cuerpo.

 

A medida que tu cuerpo cambia de quemar glucosa a grasa como combustible, pueden aparecer síntomas a veces desagradables.

 

EFECTOS SECUNDARIOS DE LA FIEBRE CETOGÉNICA (PASAJEROS):

 

Fatiga

Náusea

Irritabilidad

Estreñimiento

Pobre concentración

Diarrea

Debilidad

Dolores de cabeza

Calambres musculares

Mareo

Dificultad para dormir

 

sc3adntomas-de-la-fiebre-keto-1

Mantenerse hidratado, descansar lo suficiente, comer alimentos ricos en fibra y realizar actividad ligera pueden ayudar a aliviar los síntomas de la gripe cetogénica.

 

Además, la suplementación con electrolitos de magnesio, sodio y potasio puede ayudar a reducir ciertos síntomas, como dolores musculares, dolores de cabeza e insomnio.

 

La dieta KETOVEGAN puede no ser adecuada para las personas con diabetes tipo 1, mujeres embarazadas o en período de lactancia, atletas o personas con trastornos alimentarios o antecedentes de trastornos alimentarios.

 

Si consideras la transición a una dieta KETO VEGAN, consulta primero a tu médico o nutricionista para asegurarse de que la dieta sea segura en tu caso.

 

Si quieres comenzar tu dieta KETOVEGAN para

bajar de peso y tener una buena guía, menú

para 1 mes completo y más de 30 videos

explicativos sobre este tema,

supervisado por mí, para

que no falte ningún nutriente y hagas esta dieta

sin problemas, incluído como

pasar la GRIPE KETO de forma segura, inscríbete

ahora en el PROGRAMA KETO VEGAN de 1 mes

de mi compañera CRISTINA MUÑOZ.

 

INSCRÍBETE AQUÍ (haz click en la imagen):

 

Captura

 

 

Pin It on Pinterest

Share This