Dándome cuenta de que os gusta mucho que os hable de esas pequeñas cosas cotidianas de la vida, de las que muchos no hablan por pudor, me atrevo hoy a ir un paso más allá y hacer entender a ellos un poco más de nuestras cosas como mujeres y también hablaros, amigas mías de mi alma, de uno de los mejores inventos habidos desde la invención de la rueda, según mi criterio.

Miren el gráfico de la izquierda. Por orden de arriba a abajo: compresas, tampones, copa menstrual.
 
Muy fuerte, lo sé. a mí se me va de las manos la cantidad de dinero que una se gasta y el impacto en el medio ambiente que también supone.
 
¿ Sabías, querida lectora, que toda esa tecnología antiolor, antiescapes que los tampones/ compresas tienen, son los principales causantes de las irritaciones, hongos, sequedad en la mucosa vaginal, exceso de flujo menstrual, cólicos menstruales,prurito intenso , etc?
 
Os presento hoy una alternativa más económica y sana para que vuestras partes íntimas gocen de salud y bienestar, vuestros bolsillos se relajen y le déis un descanso también a nuestra Madre Naturaleza con tanto desecho.
 
  Esa primavera en la que me hice vegana, allá por el 2010, tenía yo una amiga muy hippie que fue la que me guió en mis primeros meses de veganismo y quien me introdujo en el mundo de la “Copa Menstrual”. Uno de esos días me tocaba pasar mi por ciclo y le pregunté si tenía un tampón o algo porque me desangraba viva, que a mí un tampón no me duraba ni 3 horas y blablabla, ya saben ustedes cómo nos encanta dar detalles de nuestro flujo menstrual entre mujeres. 
Ella me miró y me dijo que no, que ella usaba la “copa” y de eso no tenía desde hacía años. Y me empezó a contar las maravillas de este invento. Yo nada más llegar a casa ese día me metí en internet y así es como la presentan:
 
“La copa vaginal o copa menstrual es un artilugio que aunque no es nuevo, porque las copas menstruales ya existían en 1930, su diseño se ha mejorado y se han puesto muy de moda. Se acopla en la vagina y no deja escapar manchas. Se puede llegar a tener 12 horas (dependiendo de cada mujer). Es excelente para pieles sensible o mujeres con alergias. Se usa de manera interna como los tampones pero más abajo y en vez de absorber el flujo, lo recoge. Está fabricada de silicona médica y es muy suave (similar a una tetina de biberón). Es cómoda y práctica, de fácil uso. No es necesario llevar recambios voluminosos, no es engorrosa y no produce pérdidas o sequedad, es reutilizable, higiénica, no contamina, no produce infecciones ni alergias si se lava bien y la hay en varias tallas (dependiendo del perfil de la mujer). “
 
Vendido! – pensé yo. Acto seguido me la compré y a la semanita ya me había llegado a casa.
 
El show empieza cuando tienes que aprender a ponértela. No es fácil, por lo que yo recomiendo practicar antes de que te venga el periodo para no dejarlo todo hecho un Cristo. Pero una vez aprendes bien a hacerlo, todo son ventajas:
 
– No manchas.
– Poder dormir desnuda.
– Ir a la playa sin preocupaciones del tipo “que se me sale el hilito por la entrepierna del bikini”, por poner un ejemplo.
– Salir de fiesta / ir al Berghain y no tener que pensar que te tienes que cambiar en esos baños del infierno.
–  Al igual que los tampones, mágicamente también sabrás montar en bicicleta y en patines en linea! jaja.
– Menor  sangrado, no hay olores, no hay infecciones.
– Lo que cuesta, algo entre 15 – 25 euros, lo amortizas en menos de 5 meses y una sola copa te dura hasta 10 años si la cuidas adecuadamente y lo que te ahorras te lo gastas en semillas de chía y en maca 😀
 
 Eso sí, a la hora de tener que vaciarlo, tal vez suponga un problema estar en baños  públicos que no tengan un lavabo al lado de la taza del váter para poder limpiar la copa y tus manos. Pero cada una conoce su cuerpo y cuanto le aguanta y si hay que llevar un salva slip extra pues se lleva. Pero al caso, merece la pena.
 
Se la he recomendado ya a unas cuantas amigas y me lo han agradecido en el alma, pero lo que me gusta es la cara que se le pueda quedar al novio/amante de turno cuando le enseñas el cacharrito, todo un poema jaja.
 
Si te interesa comprarla, no olvides que tiene que estar hecha de silicona médica, muy importante. Si quieres comprarla pásate por la página de lacopamenstrual.es , que ahí tienen todo tipo de copas, tallas, artículos para complementarla y muchísima información 😀
Un besito!
 
 
Les dejo a continuación un gráfico de cómo insertarla dentro de la vagina, pero lo dicho, practicar un poco antes de tener el periodo ayuda mucho.
 
 
 
Si tienen alguna duda, ya sabéis dónde encontrarme:
 
Muáh!
 
 
 
 
 
 

 

http://jollyyoly.blogspot.com/

Pin It on Pinterest

Share This